Agroturismo “El Capriolo” son unos alojamientos rurales que se encuentran en Garganta de los Montes, un pueblecito situado en plena Sierra Norte de Madrid, entre montañas y naturaleza. Pero no se trata de un alojamiento convencional, el agroturismo es una modalidad turística que se basa en la interacción con el entorno, la naturaleza, las actividades agrícolas de la zona y el contacto con las tradiciones.

Todo ello rodeado de actividades y talleres enfocados para que los más pequeños conozcan el entorno natural y agrícola. Se trata de propuestas divertidas que, a la vez, educan en la conservación del medio ambiente mediante el contacto directo con el entorno.

ACTIVIDADES EN LA NATURALEZA

Lo que hace de “El Capriolo” un lugar estupendo para visitar con niños son sus actividades, de las que se puede disfrutar, aunque no se contrate el alojamiento. Los paseos en burro son una de las actividades favoritas de los niños, una forma alternativa de disfrutar del paisaje, recorrer las sendas naturales y conocer multitud de especies de flora y fauna que se pueden ver e incluso escuchar por el camino. Además, esta actividad está diseñada para romper con los estigmas que existen sobre los burros disfrutando de su compañía, conociendo su historia y sus curiosidades.

Otra opción para disfrutar de toda la zona de valles y montañas que rodea Garganta de los Montes, son las rutas panorámicas en 4×4 y las rutas de senderismo. Las visitas a la ganadería son otra de las actividades estrella. Las vacas y toros se mantienen en un estado de libertad o extensivo. Dependiendo de la época del año, es posible ver las distintas prácticas ganaderas como su alimentación, el destete de las crías, el saneamiento… y, con un poco de suerte, incluso un parto.

TALLERES CON PRODUCTOS NATURALES

También se realizan talleres relacionados con el entorno natural y los productos que da la tierra. Estos varían en función de la época del año para adaptarse a los productos típicos de cada estación. Los talleres están adaptados para que tanto niños como padres puedan aprender de ellos. Hay talleres de naturaleza, para descubrir los tipos de árboles y plantas de la zona, las huellas de los animales y los sonidos de la naturaleza. Taller de jabones, de mermeladas caseras o de reciclaje rústico completan la oferta.

Además, cuenta con un huerto ecológico “El Nogalejo”, en el que se enseña qué es la Agricultura Ecológica, cómo funciona, cuáles son sus procesos y los distintos tipos de frutas, verduras, hortalizas y plantas aromáticas que se pueden cultivar. Los niños pueden así descubrir de dónde salen los alimentos que comen. Todo se aprovecha y se mantiene, incluso los huevos que se sirven en el desayuno proceden de un gallinero que los huéspedes pueden visitar.