El mes de abril es por excelencia el mes de la lectura, y aunque el Día del Libro Infantil, que se celebró el 2 de este mes haya quedado atrás, aún queda el día 23, Día del Libro y las variadas ferias culturales que están por llegar. Por eso hemos querido elaborar una lista con seis prácticos consejos que podréis poner en práctica para introducir desde muy temprana edad a vuestros hijos en el apasionante mundo de la lectura.

  1. Dar ejemplo en casa. Es lo más básico y obvio, pero sin embargo no se da en todos los hogares. No sólo hablamos de que leáis cuentos para ellos, si no que en vuestro tiempo, y de forma privada os vean leer, os vean disfrutar de manera que este hábito sea una imagen cercana y el aprendizaje observacional e imitativo pueda dar sus frutos. Dedicar tiempo familiar a la lectura.
  1. Que tengan libros en casa. Desde muy pequeños, incluso para recién nacidos, es aconsejable que tengan cuentos accesibles, aunque en un principio puedan ser más un objeto o juguete, es importante que estén en contacto, que puedan cogerlos, jugar y tengan de dificultades y temáticas variadas. De esta manera se familiarizan y será más fácil que su curiosidad le lleve a intentar descifrar el contenido de esas hojas. También es aconsejable tener diferentes juegos con letras para que puedan formar palabras y vayan aprendiendo de forma divertida.
  1. Llevarlos de forma frecuente a la librería. Acudir de forma periódica a estos establecimientos, la periodicidad variará en función de si ya saben leer o no. Una vez que sepan leer, es recomendable que ellos mismos elijan sus propios libros, que se tomen el tiempo que necesiten para escogerlo y divaguen entre historias.
  1. Hacer muchas preguntas. Al leer juntos y mirar las ilustraciones interactúa con tus hijos de forma activa, haz muchas preguntas de forma que ellos quieran responder y busquen la respuesta en las páginas. Despierta su curiosidad.
  1. Dejarlos con ganas. Cuando no sepan leer, es importante dosificar, es preferible que se queden con ganas de más y no aburrirlos. Una buena historia en capítulos hará que se interesen, tendrán ganas de que llegue el día siguiente para saber cómo sigue la historia.
  1. Una vez que ya se han introducido en la lectura es muy importante separar la lectura obligada (escolar) del ocio personal, aquí podrán encontrar un refugio y vía de escape. Busca libros de temas que sean interesantes para ellos, que les gusten y motiven. Otra buena opción es optar por sagas, trilogías e incluso el humor. También es importante no insistir demasiado, si un adulto insiste de manera reiterada en que hagas algo es porque no es divertido.