La epidemia de piojos de este verano vuelve a ser de las serias de los últimos años. El calor hace que se puedan reproducir mejor, pero, sobre todo, “el uso indiscriminado que se está haciendo de colonias, lociones y champús contra los piojos está haciendo que estos se vuelvan más resistentes y sea muy difícil deshacerse de ellos”, afirma la Dra. Ana Álvarez-Viéitez, dermatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario.

Los piojos en España han sido habituales en la población infantil, pero en muchos casos sigue siendo un problema tabú. “Sólo 1 de cada 10 infectados acude al dermatólogo para tratar la infección”.

El primer paso para acabar con los piojos es corroborar la infección. Después el tratamiento consiste, según Álvarez-Viéitez  “en aplicar una loción específica antipiojos sobre el cuero cabelludo seco, y, preferiblemente, sin lavado previo, y dejarla actuar durante el tiempo recomendado para cada producto (de 15 a 30 minutos) manteniendo el cuero cabelludo tapado con un gorro plástico. A continuación lavar la cabeza con champú pediculicida (antipiojos) dejándolo actuar también unos minutos y, por último, y lo más importante, pero lo más costoso, pasar la lendrera para que salga el piojo y luego armarse de paciencia para ir pelo a pelo quitando las liendres de manera mecánica con unas pinzas o con las uñas. Insisto en que esto último es lo más importante, porque si no irritaremos el cuero cabelludo del niño de manera gratuita, pues a los pocos días las liendres no retiradas eclosionaran en nuevos piojos”.

Una semana después de realizar el tratamiento se debe revisarse nuevamente al paciente a fin de verificar que no han sobrevivido ni piojos ni liendres.

La dermatóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario insiste en que “lo segundo más importante es revisar a los niños compañeros del paciente, pues si no nuestro trabajo, esfuerzo y paciencia serán en vano: en unos minutos volverá a tener piojos”.

Para concluir, hay recordar que hay que tratar también los objetos en contacto con el cabello del paciente, a poder ser lavándolos a 60º y si no es posible, introducirlos en una bolsa cerrada durante una semana a fin de que el piojo muera por inanición. Posteriormente pasar la aspiradora a los objetos y finalmente arrojar a la basura la bolsa utilizada

FALSOS MITOS SOBRE LA ELIMINACIÓN DE LOS PIOJOS

– Solo se pueden combatir cortando el pelo: FALSO. Solo se podrían combatir afeitando totalmente la cabeza

– Solo anidan en el pelo sucio: FALSO. Es más, prefieren el pelo limpio pies facilita su movimiento

– Solo afectan a los niños pequeños: FALSO. Cada vez afectan más a profesores, cuidadores, padres y abuelos, médicos y personal sanitario

– El vinagre mata al piojo: FALSO. En realidad solo puede ayudar a desprender la liendre, no afecta para nada al piojo

– Los piojos saltan de cabeza en cabeza: FALSO. Los piojos pasan por contacto directo de cabeza a cabeza o por utensilios infectados

(Imagen: ciudadania-express.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here