El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cuatro de los elementos icónicos del mundo de Harry Potter, como su primera escoba voladora o el sombrero seleccionador, se exhiben desde este miércoles en diferentes puntos de Madrid como anticipo de la exposición sobre el joven mago que llegará en noviembre.

El 18 de noviembre el mundo mágico de Harry Potter tomará Ifema, pero el Ayuntamiento de Madrid ha colaborado con Sold Out para anticipar la llegada a la ciudad de algunos de los elementos más emblemáticos del universo Potter: una escoba, la Nimbus 2000; un sombrero, el Seleccionador; un elfo, Dobby y un coche volador, el Ford Anglia.

Se trata de cuatro réplicas gigantes que se han instalado en distintos puntos de la ciudad desde este miércoles y hasta el 10 de diciembre.

Madrid se convierte así en la primera ciudad del mundo en realizar este avance de una muestra que, desde su inauguración en Chicago, ha recalado en Boston, Toronto, Seattle, Nueva York, Sydney, Singapur, Tokyo, París, Shanghai, Bruselas y Holanda y ha contabilizado más de cuatro millones de visitantes.

Esta iniciativa sigue la estela de colaboración del Ayuntamiento de Madrid con distintas compañías para mantener la fuerte apuesta por el cine, la cultura y por la proyección nacional e internacional de la ciudad.

Algunos ejemplos de ese empeño han sido la impresora gigante en 3D que fabricó el pasado año, gracias a la colaboración con Disney, la Estrella de la Muerte, la estación espacial que aparecía en la primera entrega de ‘Star Wars’, en la plaza de la Independencia, o la exposición urbana ‘Los iconos del cómic’, también organizada por Warner Bros. Pictures y DC Comics, basada en los emblemas de superhéroes mundialmente famosos como Superman, Batman o Wonder Woman.

Más reciente es la muestra de las heroínas y villanas del comic que, con motivo del estreno de la película Wonder Woman, se ubicaron en la primavera en las calles de Madrid y luego se reunieron en Madrid Río.

UBICACIÓN DE LAS RÉPLICAS DE HARRY POTTER

La Nimbus 2000, primera escoba de Harry Potter, -2,6 metros de alto y 2,4 de largo-, invita a volar con los sueños en la plaza de Callao y un gigantesco sombrero seleccionador de tres metros de altura se ha ubicado en la plaza de Colón, esquina a Serrano.

Dobby, el elfo doméstico de la familia Malfoy liberado por Harry Potter, con sus 2,60 metros de altura, ha preferido ubicarse en la glorieta de Bilbao, en la esquina de las calles de Fuencarral y Carranza. Finalmente, una réplica exacta del Ford Anglia azul volador, modificado por Arthur Weasley, ha ‘aparcado’ en la plaza de la Independencia, en la esquina de Alcalá con Alfonso XII.

MADRID, ÚNICA ESCALA DE LA EXPOSICIÓN EN ESPAÑA

‘Harry Potter: The Exhibition’ llega a Madrid el 18 de noviembre, en su única escala en España. En sus 1.400 metros cuadrados, los visitantes podrán contemplar cientos de objetos y artefactos utilizados en las películas de Harry Potter, disfrutar de los escenarios inspirados en los decorados de la filmografía y comprobar el trabajo manual y artístico que se esconde tras el vestuario, el atrezo y las criaturas fantásticas originales de la película.

La muestra incluye algunas de las localizaciones más populares de las películas como la sala común y el dormitorio de Gryffindor, aulas como la de Pociones o Herbología y el Bosque Prohibido.

También los visitantes podrán entrar en el campo de Quidditch y lanzar una pelota Quaffle, extraer de la maceta una mandrágora en clase de Herbología, e incluso recorrer la cabaña de Hagrid y sentarse en su gigantesco sillón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here