Los niños necesitan jugar con juguetes físicos, como los de antes: de madera, trapo, plástico o cualquier material que se pueda coger con la mano. Por eso les gusta el Lobo Feliz.

Esto estimula su creatividad e imaginación mucho más que los atractivos juegos que pueda contener una consola, tablet o móvil.

Es importante que los niños dediquen tiempo a ser niños, sin tantos deberes y responsabilidades a tan corta edad, edad que es vital para el desarrollo de su personalidad.

La infancia es la mejor etapa de la vida de cualquier persona y los padres deben procurar que transcurra de la mejor manera, así el niño crecerá feliz y con autoestima, lo que a su vez le ayudará a ser mejor persona en su etapa adulta y a conseguir mejores cosas de la vida.

Es por ello que los juguetes deben ser seleccionados con precisión, cuanta mayor imaginación requiera un juego mucho mejor. Las tablets en este sentido no cuentan con mucha ventaja, los juegos que se le pueden descargar son mucho más didácticos y dinámicos que los juguetes tradicionales pero tienden a ser repetitivos y a limitar la imaginación del niño con normas muy establecidas y poco flexibles.

El Lobo Feliz es un pequeño negocio inaugurado recientemente con el objetivo de construir juguetes que estimulen a los niños. En su propuesta encontrarás juegos de todo tipo, para construir, que estimula la psicomotricidad del niño en donde se puede hacer, deshacer, imaginar, imitar, empujar, arrastrar, lanzar, coger y hasta morder.

Su lema base es ‘Somos lo que jugamos’, y bajo él trabajan por una mejor generación infantil, para que ésta goce de un pleno desarrollo emocional e intelectual a través de la creación de sólidos hábitos que le serán de gran utilidad en el futuro.

Si quieres saber más de este proyecto acércate a su tienda física en la calle San Mateo, 28 (Metro Tribunal o Alonso Martínez), en horario ininterrumpido de lunes a sábado de 10: 30 a 20:30. También podéis pasaros por su página web y deleitaros con las monadas y juguetes chulos adaptados para distintas edades.