En la céntrica calle Arenal se encuentra la Casa Museo del Ratoncito Pérez, donde los más peques podrán conocer cuál es su origen y por qué visita a todos aquellos niños a los que se les ha caído un diente.

En 2003, el por aquél entonces alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano institucionalizó la residencia del Ratoncito, otorgando a la Confitería Prast, lugar donde el Ratoncito vivió con su familia en una caja de galletas, una placa conmemorativa, rindiendo homenaje a este peculiar ratoncito, gran personaje representativo de Madrid.

La historia del Ratoncito Pérez proviene del cuento popular del padre jesuita Luís Coloma, que la escribió con motivo de la caída de uno de los dientes de leche del rey. Este reconocimiento escrito, dio paso años después, gracias a una iniciativa privada, a la Casita Museo del Ratón Pérez.

Aquí, padres e hijos podrán conocer la vivienda de este ratoncito madrileño tan querido por todos y descubrir todos los secretos, magia e ilusión que recorre todas las estancias de la casa. Desde los orígenes de la tradición de recoger los dientes de leche, la reproducción a escala del despacho del Ratoncito, principales cuentos y datos de la vida del Señor Pérez, dientes de leche de personajes ilustres y una maqueta de la casa de la familia Pérez.

Toda esta visita al hogar del Ratoncito Pérez será reconocida por la Casita Museo con un certificado de origen de caída de dientes para los visitantes y que será personalizado y firmado por el mismísimo Señor Pérez.  Además, todos los peques podrán dejar sus cartas al Ratoncito Pérez en su buzón personal.

Es un lugar especial, único y lleno de magia para pasar una gran jornada con los peques. El precio de la entrada general es de 3 euros con aforo limitado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here