La Consejería de Sanidad está trabajando en un Plan de Prevención del Sobrepeso Infantil de la Comunidad de Madrid para evitar desde las edades más tempranas la obesidad o el exceso de peso, con objetivo de que se pueda poner en marcha para el próximo curso escolar 2018/19.

El Plan, que diseña la Dirección General de Salud Pública, incidirá en la promoción de una alimentación “equilibrada”, el ejercicio físico y en general en los hábitos saludables en la infancia contando con la implicación y colaboración de los centros educativos, los profesionales sanitarios y los ayuntamientos.

Además, se hará partícipe a las familias en las distintas intervenciones por su “importancia en inculcar y educar a los hijos estilos de vida saludables” y el papel que ejercen como “modelo” en adquisición de hábitos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha explicado que el plan tendrá un enfoque transversal y para la puesta en marcha del mismo se contactará con los agentes implicados, como el caso de la industria alimentaria.

“Es importante crear la cultura de la alimentación sana en las familias desde que los niños nacen y es importante que los niños tomen conciencia de la alimentación sana”, ha apuntado Ruiz Escudero.

EL 27,7% DE LOS NIÑOS DE 6 AÑOS PADECEN OBESIDAD

La Dirección General de Salud Pública cuenta con diversos sistemas de vigilancia sobre el exceso de peso en la población. Según el estudio Eloin (Estudio Longitudinal de Obesidad Infantil) que realiza seguimiento a un grupo de más de 2.500 niños madrileños, la prevalencia de obesidad o sobrepeso entre los niños de 6 años de edad se sitúa en el 27,7 por ciento a los 6 años de edad, una cifra por debajo de la media nacional (34,6% del estudio Aladino).

Con respecto a los adolescentes de 15 y 16 años, un 15,9 por ciento de los jóvenes indica en las encuestas que tiene sobrepeso u obesidad.

El objetivo es conseguir que la obesidad se “minimice” al máximo posible en la sociedad madrileña y que es fundamental controlar el proceso de alimentación en el entorno familiar y en los colegios. Por ello, expone que la “prevención” de enfermedades con hábitos saludables es “clave” y debe ser una labor “constante”.

30.000 NIÑOS EN LOS ‘DESAYUNOS SALUDABLES’

En el marco del futuro plan y en línea con las acciones que ya se llevan a cabo, la Consejería de Sanidad ha elaborado 50.000 folletos con recomendaciones en alimentación y hábitos de vida en población infantil en cinco etapas de la vida: lactantes (6-12 meses), preescolar (1 a 3 años), preescolar 2 (4-6 años), escolar (6-12) y adolescentes (12-15).

Estos materiales se entregarán próximamente a los padres y madres desde las consultas de Pediatría de los Centros de Salud y están disponibles en el apartado de alimentación infantil del área de sanidad de la web de la Comunidad.

Entre otras actuaciones que se llevan a cabo para fomentar una alimentación saludable entre los menores se encuentran los Desayunos Saludables, en los que participan anualmente más de 30.000 niños; el Servicio de Asesoramiento Nutricional del Menú Escolar, con 321 centros educativos adscritos; y el Aula de Salud Pública de la Dirección General de Salud Pública, que en sus diez años de funcionamiento ha recibido la visita de cerca de 33.000 alumnos de Educación Primaria de la región de entre 9 y 11 años (4º y 5º curso) con una media de 50 colegios cada año.