La visión de los videojuegos como algo negativo para los niños se ha extendido durante los últimos años, pero no es del todo correcta. Hay muchos juegos más allá de la violencia, los robos o las carreras ilegales de coches. Del mismo modo, tampoco es cierta la creencia de que los juegos educativos son aburridos, algunos videojuegos clásicos promueven el aprendizaje de forma indirecta o fomentan la vida saludable, como ocurre con los de deporte.

Aquí te dejamos una recopilación de algunos de los juegos más educativos y divertidos del mercado:

MINECRAFT:

Consiste en construir o destruir edificios por medio de la recolección de materiales y el uso de bloques de distintos tamaños, colores y texturas. Fomenta la creatividad, trabaja habilidades relacionadas con la realidad, permite aprender acerca de la gestión de los recursos y la necesidad de ser paciente para conseguirlos y no presenta imágenes o actitudes violentas.

SIMCITY EDU: EL JUEGO PARA COMPRENDER EL MUNDO

En este juego los niños tienen que gestionar una ciudad entera y gobernarla. Para ello deben controlar las finanzas, las infraestructuras y desarrollar políticas sociales y medioambientales para mantener la estabilidad. Les permite conocer su entorno y comprender las relaciones socioeconómicas y socioculturales.

JUEGOS DEPORTIVOS Y DE BAILE:

Se trata de juegos que requieren de movimiento y actividad de los jugadores para completar los objetivos. Tanto juegos de deportes como Wii Sports o Kinect Sports, como de baile como Just Dance. Estos videojuegos no solo contribuyen a que los niños lleven una vida activa, sino que los animan a participar en actividades extraescolares relacionadas con las de los juegos.

Además, los juegos de competición contribuyen a la gestión de las emociones, aprendiendo a controlar la frustración y a aceptar la derrota. También aumentan la confianza ya que permiten a los jugadores cometer errores y aprender de ellos en un entorno seguro. Numerosos estudios avalan que jugar a juegos de deporte como FIFA contribuyen a la práctica de actividad física de sus jugadores.

MATEMÁTICAS, TECNOLOGÍA Y CIENCIAS NATURALES:

Dragon Box es uno de los mejores, un videojuego que permite avanzar a través de problemas de álgebra. Sus objetos se van cambiando por variables hasta que finalmente llega a plantear ecuaciones complejas. Es muy intuitivo y atractivo y hace el aprendizaje muy entretenido.

Hakitzu es el videojuego que pretende enseñar a programar a los niños. Se trata de luchas de robots que requieren de scripts para poder ganar. Es decir, hay que saber lenguaje de programación cada vez más complejo para hacerse con el trofeo.

Con Spore los niños pueden conocer el recorrido que va desde la célula hasta la formación de grandes seres vivos. Además, cobra importancia la gestión del entorno en el que se desarrollan porque determinará la forma que adopten finalmente.