Gandia es una de las ciudades de veraneo más populares del litoral mediterráneo y, quizá, por ese motivo muchos la hemos visitado de pequeños.

Fuimos por sus playas y descubrimos que es mucho más que eso, también es cultura, naturaleza, ocio… Ahora, de mayores, regresamos a Gandia con niños porque sabemos que es una magnífica opción. De hecho, Gandia es una de las ciudades candidatas a convertirse en Destinos Family Friendly España 2020. Para que tú también te convenzas te dejamos algunos planes para viajar a Gandia con niños y pasar unas divertidas vacaciones en familia.

1. Sus Playas seguras
La playa Nord de Gandia es ideal para ir con niños porque sus aguas son poco profundas y se pueden bañar en la orilla. Además, el baño será más seguro que nunca porque se han tomado una serie de medidas para que todos los bañistas puedan disfrutar de la jornada sin preocupaciones.

gandia

2. Espectáculos de circo y teatro
Los sábados por la tarde (del 11 de julio al 15 de agosto) el muelle de los Borja se convierte en un gran auditorio al aire libre para disfrutar de espectáculos de teatro, animación, magia y humor para todos los públicos. Se trata del ciclo de actividades de Borja Port Art, que se desarrollará siguiendo las medidas adecuadas y la distancia de seguridad (tiene un aforo de 208 personas).

3. Disfrutar del Paseo Marítimo sin riegos
Los más pequeños nunca se cansan y en las últimas horas del día el paseo Marítimo es una buena opción para pasear y que se diviertan corriendo, patinando o con la bici. Lo haréis con total tranquilidad porque este año el Paseo Marítimo se ha cerrado al tráfico para que se mantenga las distancias de seguridad y no haya aglomeraciones. Un cierre que también ha permitido que los bares, restaurantes y heladerías aumenten sus terrazas para que las mesas guarden esos dos metros de distancia.

4. Comer la auténtica fideuà
La auténtica fideuà está en Gandia y los más pequeños deben probarla. Aquí se cocina con los pescados frescos procedentes de la lonja y siguiendo la receta tradicional, así que en cualquier restaurante disfrutaréis de una comida en familia y con la fideuà en el centro. Seguro que les encanta comerla en la paellera con su cuchara.

gandia

5. Practicar deportes náuticos
En Gandia los más pequeños podrán practicar deportes náuticos como el windsurf, Paddle surf,.. Si os quedáis más días en la escuela de verano podrán conocer y practicar diferentes deportes en playa (catamarán, vela ligera, Kitesurf, remo…).

6. Conocer a Los Borja
Gandia está estrechamente ligada a la familia de Los Borja y la visita al Palau Ducal es un imprescindible, también en un viaje a Gandia con niños. Este palacio estuvo habitado por la familia Borja y durante la visita podréis visitar las distintas estancias —la capilla es hermosa— descubriendo historias de una de las familias más influyentes.

gandia

7. Un paseo por la Marjal
A escasos kilómetros de Gandia está la Marjal, un espacio natural cercano al mar pero con una masa de agua dulce, que posee una vegetación y fauna especial que se puede observar muy de cerca. Esta zona es ideal para hacer deporte, pasear, ir de picnic… Además, en el Centro de Interpretación podréis aprender más sobre este interesante ecosistema.

8. Un paseo en barco
Una actividad muy divertida para realizar en familia. Desde el puerto de Gandia salen catamaranes que se adentran al interior para que ver la costa o la vista submarina del mar en el casco. También existe la posibilidad de darse un chapuzón cuando el barco se detiene.

9. La dunas de la playa de l’Ahuir
Una excursión ideal, al margen de que se bañen, es ir a la Playa de l’Ahuir porque allí encontraréis una de las pocas zonas de dunas naturales que se conservan en la Comunitat Valenciana. Podréis disfrutar de ellas sin perjudicar este espacio natural gracias a las pasarelas que se han construido. Seguro que algún chapuzón cae.

10. Viajar a la prehistoria
Si nunca han visto un yacimiento arqueológico es una muy buena opción porque La Cueva del Parpalló es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Europa. Allí habitaron algunos de los primeros Homo sapiens que llegaron a la zona. Seguro que a los niños les encanta ver este rincón.